Las enfermedades crónicas y la salud mental: Cómo reconocer y tratar la depresión

La depresión es una enfermedad real. El tratamiento puede ayudarle a vivir lo mejor posible, aun si tiene otra enfermedad.
Es frecuente sentirse triste o desalentado después de un infarto o un diagnóstico de cáncer, o si está en tratamiento para una afección crónica, como el dolor. Puede que esté afrontando nuevas limitaciones en lo que puede hacer, y se sienta ansioso por los resultados del tratamiento y lo que le espera en el futuro. Tal vez sea difícil adaptarse a una nueva realidad y hacer frente a los cambios y el tratamiento continuo que acompañan el diagnóstico. Tal vez se le dificulte hacer sus actividades preferidas, como salir de excursión o trabajar en el jardín.
Son de esperarse sentimientos temporales de tristeza, pero si estos y otros síntomas continúan por más de un par de semanas, quizá tenga depresión. La depresión afecta su capacidad de realizar las actividades de la vida diaria y de disfrutar del trabajo, el tiempo libre, la familia y los amigos. Los efectos de la depresión sobre la salud van más allá del estado de ánimo. La depresión es una enfermedad grave con muchos síntomas, incluso físicos. Algunos síntomas de la depresión son:
* Sentirse triste, irritable o ansioso
* Sentirse vacío, sin esperanza, culpable o sin autoestima
* No sentir placer con los pasatiempos y las actividades que generalmente disfrutaba, entre ellas, las relaciones sexuales
* Sentirse fatigado, con menos energía o apático
* Tener dificultad para concentrarse, recordar detalles o tomar decisiones
* No poder dormir o dormir demasiado. Despertarse demasiado temprano
* Comer demasiado o no querer comer nada, con posible aumento o pérdida de peso sin planificarlo
* Pensar en la muerte o el suicidio, o intentar suicidarse
* Tener dolores, dolores de cabeza, cólicos o problemas digestivos sin una causa física clara o que no mejoran ni con tratamiento

About The Author

Related posts

WhatsApp chat