Retirar el moho de un alimento y comer el resto? Podría ser una práctica muy peligrosa

Es bastante común quitar el moho de un pedazo pan para comerlo sin desperdiciarlo. Sólo retiras la parte podrida y seguir disfrutando de ese alimento que tanto te gusta. Pero, ¿te has preguntado lo dañino que podría llegar a ser esta práctica? Según investigó La Vanguardia, la Autoridad de Normas Alimentarias recomendaba no comer alimentos que estuviesen podridos y tampoco que contengan moho, esto último porque no existe garantía de que al eliminarlo no queden toxinas dañinas para la salud. Por otro lado, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) tiene un listado cuáles son los alimentos que podrían comerse una vez retirado el moho. Todos los alimentos que son blandos o tienen un gran contenido de humedad deben desecharse, mientras que los secos y firmes podrían comerse siempre y cuando se retiren las capas contaminadas con moho. Algunos de los productos que entran en la lista de comestibles sacando la parte enmohecida, son los quesos de pasta dura o las frutas y hortalizas firmes. MIRA TAMBIÉN: Crean fármaco “inteligente” para combatir un tipo de cáncer de mama Entonces, ¿Qué se debe hacer? “Es mejor desecharlos, algunos mohos producen micotoxinas peligrosas, No basta con retirar, si un alimento tiene mucho moho en la superficie, seguramente habrá penetrado profundamente”, cuenta al respecto la nutricionista Sílvia Romero. Las micotoxinas son sustancias tóxicas producidas por algunos hongos que pueden llegar a causar desde intoxicaciones crónicas hasta cáncer esofágico. En conclusión, es mejor descartar la comida enmohecida por nuestra seguridad alimenticia y tirar la totalidad del producto al basurero.

About The Author

Related posts

WhatsApp chat