Autoridades regionales compiten en los medios por futuras candidaturas

Cuando sólo han pasado ocho meses del actual Gobierno, algunos nombres entre las autoridades regionales ya se perfilan para las próximas elecciones. La alcaldía, la gobernación regional e incluso escaños en el parlamento, entusiasman a mujeres y hombres del ejecutivo en la Región de Antofagasta.

Es así como operativos por mínimos que sean pero que reúnen prensa, se vuelven una plataforma ideal para conquistar el voto de los antofagastinos.

Es el caso de la actual seremi de Salud, Rossana Díaz Corro, quien según trascendidos de los propios partidos políticos oficialistas estaría preparando el camino para llegar a la Cámara de Diputados. O el de la gobernadora provincial, Katherine López, que ya comienza a mirar el sillón municipal como sucesora de Karen Rojo. Situaciones que comienzan a generar ruido al interior de Chile Vamos.

De acuerdo a esto, Ignacio Urdangarín, militante de Renovación Nacional (RN), comentó que “es muy común que cuando se instala un gobierno y por la amistocracia acceden muchos a cargos públicos, se entiende que les guste la actividad y quieran digamos legítimamente continuar con su carrera política. Pero se saltan justamente a aquellos que han estado por décadas en los partidos formándose y eso creo que no corresponde”, sentenció.

Otro caso es el del  intendente Marco Antonio Díaz y el actual seremi del Mop y militante RN, Edgar Blanco. Ambas autoridades, según comentan fuentes cercanas se estarían perfilando para las próximas elecciones de gobernador regional en el 2020, lo que podría tensionar la relación entre ambos.

Escenario que por lo que indican miembros del oficialismo, no estaría fuera de regla si no se utilizan fondos públicos para hacer campaña.

En este sentido, Diego Fernández, militante de la Unión Demócrata Independiente (UDI), explicó que “del punto de vista legal es lícito. El tema es que si hay un aprovechamiento ilegal en horario laboral, de mal uso de vehículos fiscales, mal uso de teléfonos fiscales, eh no sé, utilizar instrumentos que son del Estado que vayan en directo beneficio de una campaña política, eso finalmente es un delito porque es un intervencionismo político”, describió.

Para la analista política, Francis Espinoza, esta estrategia que tienen miembros del gobierno regional, claramente les sirve como tribuna para los próximos comicios.

Espinoza, detalló que “la derecha busca un segundo y tercer período, por eso rápidamente los directores de servicio, los seremis, necesariamente requieren de medios de comunicación y propaganda digamos para proyectar el Gobierno. Por otra parte, vienen elecciones bastante interesantes como la del gobernador o gobernadora, el sillón municipal y ahí lógicamente que es importante sacarse la foto, aparecer en este caso en los medios de comunicación”, enfatizó.

Asimismo se refiere a la constante presencia mediática de seremis y directores de servicios públicos, aparentemente interesados en un cargo de elección popular como la “farandulización de la política”.

La analista, manifestó que “la post democracia combina el gusto por el poder asociado a la relación mediática, es decir la constante aparición en los medios por cualquier cosa incluso muy insignificante, pareciera ser una tónica porque esto implica la farandulización de la política”, recalcó.

Son aspiraciones personales que existirían hoy en el gobierno regional, donde claramente los roces marcarán pauta de aquí en adelante. Autoridades que mientras ejercen su cargo también son posibles candidatos.

Nota completa aquí.

About The Author

Related posts