Este brazo robótico nos da de comer de forma autónoma para que nosotros sólo nos preocupemos de socializar

Estamos en una cena y en lugar de charlar con nuestra pareja tenemos que preocuparnos por comer y usar nuestras manos para llevar el alimento a nuestra boca. Bueno, pues esto es lo que un grupo de investigadores busca evitar con la creación de ‘Arm-A-Dine’, un brazo robótico que nos alimentaria mientras nosotros nos preocupamos por interactuar con otras personas al momento de estar comiendo.
Un grupo de investigadores del Laboratorio de Juegos de Exerción en la Universidad RMIT en Australia y del Instituto Indio de Diseño de Tecnología de la Información crearon esto, cuyo objetivo es hacer que el momento de comer sea “una experiencia más social”.

“Un sistema de alimentación centrado en la experiencia social”
Se trata de un invento por demás curioso, ya que según sus creadores la mayoría de los avances tecnológicos se centran en la preparación de alimentos y no en la experiencia de consumirlos. Según explican, ‘Arm-A-Dine’ fue diseñado para aumentar la experiencia social de comer, un “sistema de alimentación para dos personas que se centra en una experiencia de alimentación compartida”.
Y es que lo atractivo de esto es que sería capaz de alimentar tanto al portador del robot como a su acompañante en la mesa. ‘Arm-A-Dine’ consiste en un chaleco con un brazo robótico, el cual está equipado con un sistema de reconocimiento facial a través de un smartphone, el cual ayudaría a determinar si la persona está lista para recibir el alimento.

Dicho sistema de reconocimiento facial se basaría en las expresiones en el rostro, si sonríe, el brazo le ofrecerá comida; si por el contrario, la persona expresa descontento, el brazo sabría que esa persona no desea alimento en ese momento.
Según sus responsables, ‘Arm-A-Dine’ es una respuesta ante una creciente “epidemia de soledad”, la cual estaría provocando que las personas coman acompañadas de sus smartphones y eviten la interacción con otras personas, y es que, aseguran, comer es y debe ser un evento social.
‘Arm-A-Dine’ es apenas un prototipo y hasta el momento no hay planes de comercialización, por ello su funcionamiento es básico, por lo que el brazo robótico tiene movimientos limitados y sólo es compatible con algunos alimentos, además de que está programado para detenerse a diez centímetros de la boca del usuarios por seguridad.

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *