Soluciones tecnológicas para los bomberos del mañana

“¿Qué haría si mis hijos estuvieran atrapados en un incendio como éste? Diablos, ¿y si no regreso? No, no es el momento de divagar. Concéntrate. Deja que el entrenamiento regrese a ti”… El bombero sigue buscando en el edificio en llamas, sabiendo que le quedan solo unos minutos, quizás segundos, para encontrar a las víctimas.

Cada día son miles los bomberos que exponen su vida para salvar la de otros. La lucha contra el fuego los lleva al límite, donde entornos sofocantes y con bajos niveles de visibilidad son una de las principales barreras para llevar a cabo su labor.

Uno de los que ha experimentado en carne propia esta realidad es Han Gyeong-Seung, jefe de emergencias del Departamento de Bomberos de Dongducheon (provincia de Gyeonggi, Corea del Sur), quien encontró a una víctima después de que el fuego se extinguió por completo.

El problema de visibilidad quedó rondando en la mente del bombero, sobre todo considerando que la visión insuficiente no solo dificulta el movimiento de los profesionales, también puede evitar que vean a las víctimas o ubiquen el origen del fuego a tiempo. Tiempo después se comunicaría con Samsung Tomorrow Solutions.

Una solución problemática

Una alternativa existente en el mercado consistía en equipar a los bomberos con dispositivos de observación térmica (TOD), que usan cámaras para establecer fuentes de calor provenientes, generalmente, del calor corporal de los sobrevivientes o del origen del fuego. ¿El problema? Son difíciles de usar, pesados y muy caros.

Los TOD convencionales no fueron diseñados como un dispositivo personal, depende de un operador designado que corre de un lado a otro como si fuera los ojos de todo el equipo, lo que limita la efectividad. Además, pesan alrededor de dos kilos, una adición importante a los 20 a 40 kilos propios del equipo que los bomberos tienen que cargar y tienen un costo aproximado de US$19.000 por dispositivo. En pocas palabras: son cámaras demasiado grandes, pesadas y costosas.

En busca de las soluciones del mañana

Samsung Tomorrow Solutions, concurso en el que participó Han, es una competencia de contribución social en la que se buscan ideas de innovación social para financiar y desarrollar en conjunto. La idea de un TOD específico fue recibida con los brazos abiertos.

Así nacería IGNIS, proyecto que ganó premios como el IMPACT Grand Prize en 2017.

El objetivo fue claro desde el principio: crear un dispositivo óptico térmico compacto, asequible, fácil de usar y capaz de soportar condiciones extremas. Entonces el equipo tomó lápiz y papel y empezó desde cero.

A lo largo del proceso de desarrollo de tres prototipos, pruebas de campo y múltiples investigaciones, el equipo de IGNIS solicitó el asesoramiento de 104 bomberos reales, cuya experiencia colectiva sumaba aproximadamente 800 años.

Lo que permitió, por ejemplo, desarrollar un aparato capaz de entregar visualización en tiempo real, eliminando otras funciones. Como consecuencia, ayudó a simplificar la interfaz de usuario y reducirla a dos botones, luego vendría una reducción de tamaño y peso. Desarrollado en torno a un circuito con ARTIK 710 (un módulo apto para IoT con funciones básicas de procesamiento, memoria y conectividad en una sola unidad), el equipo logró reducir drásticamente el tamaño y el peso a 350 gramos.

Finalmente, la estructura también fue reinventada para liberar ambas manos del bombero.. Así, IGNIS se instaló en una estructura compacta del tamaño de un hacha de mano para facilitar su uso, siendo un 70% más liviano que un TOD tradicional. Además, cuenta con un enganche que permite acoplarlo a la máscara, a los hombros u otros accesorios.

En noviembre, luego de 20 meses de trabajo, 100 unidades de IGNIS fueron producidas y donadas a departamentos de bomberos en toda Corea. “En febrero de este año, recibimos una llamada que informaba sobre humo pero no podíamos encontrar el origen en el edificio residencial. Con IGNIS, pudimos detectar una habitación sellada que estaba 4 más caliente que las otras y descubrimos un intento de suicidio usando humo de carbón. Estoy feliz de contar que pudimos salvar otra vida”, cuenta Seulchan Jeong (Departamento de Bomberos de Bucheon), uno de los que recibió IGNIS.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *