Superdetector de gases, es inspirado en el olfato de los perros

Un equipo de científicos chinos ha utilizado grafeno para crear un detector de gas artificial que es tan bueno como la nariz de un perro.

El estudio, publicado hoy en ACS Nano, una revista científica mensual de la Sociedad Química Estadounidense, muestra que los nanorrollos de grafeno pueden imitar la sensible nariz de un perro, la cual está cubierta con millones de capilares minúsculos.

Es bien sabido que los perros tienen un mejor sentido del olfato que los humanos. Durante años, los científicos han estado tratando de desarrollar un detector artificial que sea tan bueno como la nariz de un perro.

Tomando como inspiración la estructura de capilar, los investigadores de la Universidad Normal del Sur de China y de la Universidad de Beihang hallaron una manera de modificar el grafeno con un polímero para fabricar nanorrollos de alta calidad.

Estos nanorrollos cuentan con un área de superficie grande como la nariz de un perro. Son estables a temperaturas altas y son fuertes y durables.

Estudios previos produjeron los nanorrollos de grafeno, que son nanohojas de grafeno enrolladas de manera continua y uniforme. Pero son difíciles de fabricar y ampliar y consumen mucha energía.

El equipo preparó nanorrollos de grafeno con la incorporación de sulfonato del P estireno del sodio, mediante el uso del método liofilización para crear estructuras uniformes, no acumuladas.

Esto demostró que los nanorrollos cuentan con una forma amplia y tubular y casi todo el grafeno se enrolló.

Los investigadores incorporaron después los nanorrollos en un sensor de gas que fue altamente selectivo y sensible.

Los investigadores señalaron que este método tiene el potencial para una producción a gran escala.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *