La nueva y colorida cara de la Población Miramar gracias al programa de pintura participativa

Con una colorida y concurrida actividad concluyó este sábado la primera etapa del Programa Pintura Participativa, iniciativa que se ejecuta con los Fondos de Protección Familiar que otorga el Serviu y con el apoyo técnico y metodológico de CREO Antofagasta. Son 126 los beneficiados de este programa social de activación comunitaria los que lograron, a través del diseño, el color y el trabajo colaborativo, cambiar la cara de su barrio con la pintura de la fachada de sus viviendas.

La ocasión permitió que autoridades, residentes, pintores y colaboradores celebraran el exitoso término del programa y sirvió además para que pudieran admirar y recorrer el fruto del trabajo de los artistas locales, voluntarios y vecinos que participaron del proceso de pintado.

La Directora del Serviu, Isabel de la Vega, destaca la relevancia del programa que buscan puedan replicarse a través de gestiones públicas en otras ciudades, mediante un modelo de gestión pública:

“Nos ha permitido acercarnos a la comunidad, entrar en sus hogares y  poder intervenir sus casas, hermoseándolas, con la participación y colaboración de los artistas de Boamistura, más el apoyo técnico de Creo Antofagasta, quienes armaron un tremendo equipo de trabajo y el resultado es lo que estamos viendo, la participación masiva de la gente del sector; en donde ya se finalizó  en un muy corto plazo la intervención y las familias están felices y como dicen ellos, les cambiamos la cara a su sector”, detallo la directora del Servicio de Vivienda y Urbanización de Antofagasta.

El impacto del Programa Pintura Participativa radica en el fortalecimiento del tejido social, pues el proceso de mejoramiento del entorno se desarrolla desde la coordinación conjunta de todos involucrados (vecinos, artistas, organizadores y colaboradores), permitiendo la reactivación de sus propias redes, propiciando así la vida de barrio.

Gladys Valdivia, Presidenta de la Junta de Vecinos de Miramar Norte, destaca el cambio que significa para su barrio la ejecución de este programa “Si tuviese que poner una nota a las pinturas le colocaría un siete. Ha sido un trabajo muy colaborativo entre los vecinos, los Boamistura de España, el Serviu, es decir un trabajo participativo muy grande, que ha venido a mejorar nuestro barrio y hacer de él un barrio más ameno, más agradable y lo más importante es que ha unido a los vecinos”.

Pintura Participativa es un programa que se desarrolla íntegramente en conjunto con los vecinos. El trabajo colectivo, que parte desde la etapa de diseño hasta la pintura de la fachada, es liderado por un equipo técnico de artistas locales, nacionales y voluntarios de distintos sectores de la ciudad, con el objetivo de promover el sentido de pertenencia del territorio y éste como parte importante de la ciudad.

Para Pablo López Villegas, Encargado de Pintura Participativa de CREO Antofagasta, el objetivo del programa es potenciar la identidad de los habitantes a través del mejoramiento de la imagen urbana, integrando el diseño, el arte y la participación en la transformación de sus barrios y por sobre todo, de las relaciones personales en su comunidad. “Estamos muy contentos, finalmente logramos pintar cerca de 130 casas, y hoy es el cierre junto a la comunidad, los pintores, y las personas beneficiadas, así que estamos felices con el resultado”.

El Programa de Pintura Participativa continuará ejecutándose en la Corvallis donde inicialmente se intervendrán otras 115 viviendas, que cuentan con un diseño enfocado en las flores y colores característicos del desierto florido que se da en el norte de nuestro país.

 

About The Author

Related posts