Actividades dieciocheras pueden ayudar a motivar a los trabajadores

Vacaciones, aguinaldo, feriado, chicha y empanada son palabras que comienzan a surgir con la llegada de septiembre y, más aún, al acercarnos a la semana de celebración de Fiestas Patrias en nuestro país. Una instancia que muchas empresas aprovechan para contribuir a la mejora del clima laboral, conocer a sus empleados y generar sinergias entre distintas áreas que vayan en directa relación con la felicidad de sus trabajadores y, por ende, con la rentabilidad de la organización.

“Si bien a primera vista se puede pensar que una empresa disminuye su productividad en este período, lo cierto es que es un fenómeno a nivel país y que la compañía debe, dentro de un marco estratégico, pensar en los beneficios a largo plazo que entrega este tipo de actividades”, explica Karina Pérez, directora de Robert Half en Chile.

Y es que una oficina decorada de blanco, azul y rojo, música folclórica, equipos o alianzas participando en juegos criollos, en un asado con una copa de vino, ciertamente tiene resultados que repercuten más allá del ahora, pues tienen que ver con la felicidad laboral permanente del personal.

Felicidad es una palabra emotiva que usan las personas para resumir la calidad de las experiencias en su trabajo cotidiano; esencialmente, si se están sintiendo bien y les está yendo bien. En ese sentido, hay buenas noticias, pues un estudio sobre felicidad laboral realizado por Robert Half concluyó que la mayoría de los empleados es feliz (en una escala de felicidad de 0-100, el resultado de trabajadores felices es de 70), demostrando que si bien las buenas remuneraciones y los beneficios -como el aguinaldo dieciocheno- se aprecian, no son suficientes para la mayoría, que piensa que el trabajo no se trata del sueldo únicamente, sino de tener el rol ideal al interior de la organización.

Además de ser una herramienta de motivación e integración entre los colaboradores para que estén más comprometidos y felices y las empresas sean más rentables, las Fiestas Patrias también pueden convertirse en instancias para que “los jefes detecten líderes internos; personas que se destacan por ser participativas y colaboradoras, creativas y capaces de movilizar y desarrollarse en ambientes multidisciplinarios”, advierte Karina Pérez, por lo que no es recomendable para el trabajador abstraerse o aislarse.

“Es cierto que así como no se puede obligar a nadie a ser feliz ni controlar los elementos que, en general, contribuyen a la felicidad de una persona, tampoco una empresa puede forzar a sus colaboradores a participar en actividades que, si bien están en un ambiente laboral, escapan a las funciones propias del empleado”, destaca la ejecutiva de Robert Half. Por lo mismo, llama a las empresas “a ser creativas en sus propuestas para impulsar la contribución y las ganas de todos de ser parte de la actividad”.

De igual forma es importante recordar que si bien este tipo de situaciones es casual, más distendida, hay que mantener las formas con jefes y compañeros, pues se está en un ambiente laboral, donde la idea es potenciarlo y mantener las buenas relaciones el resto del año.

About The Author

Related posts