En Muelle Histórico inauguraron sexta versión de la Semana de Arte Contemporáneo

“Amor: Decadencia y Resistencia”, conceptos tan impares pero unidos entre sí en una exhibición única desde el norte de Chile y para el mundo. Así se describe la inauguración de la sexta versión de la Semana de Arte Contemporáneo (SACO6), que alberga trabajos de diversos artistas internacionales, que  llegaron hasta Antofagasta para vivir una experiencia única y que ahora el público podrá conocer hasta el 15 de septiembre, de forma gratuita.

El Muelle Histórico abre sus puertas al público para conocer las obras de Paz Castañeda (Chile), Nicholas Jackson (Chile), Lucia Warck-Meister (Argentina), Adriana Ciudad (Perú), Fernando Foglino (Uruguay), Ana Mosquera (Venezuela) y Oscar Pavón (Venezuela), teniendo como conexión para los asistentes diversas visitas guiadas, esto para dar a conocer paso a paso la creación de las propuestas artísticas.

A la inauguración asistieron diversas autoridades regionales, además de artistas nacionales e internacionales, estudiantes y público general, siendo presentada por la Directora de SACO, Dagmara Wyskiel, junto con Patricio Vilaplana, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida, entre otros presentes.

Justamente, la directora afirmó que “la diversidad de las propuestas que hoy podemos apreciar en SACO, es proporcional a los amores que podemos experimentar. La idea es que conversemos del sentimiento más elevado, a través del arte, ahora y aquí, en el muelle. Nuestra pregunta era ¿a qué artista le gustaría venir a Antofagasta a hacer una obra in situ? La respuesta fue categórica: 287 postulaciones de toda Latinoamérica. Las siete mejores ideas, después de una residencia dedicada al montaje, ya están materializadas, tomaron forma y están esperando al público, junto con los mediadores”.

Por su parte, Patricio Vilaplana, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida afirmó que “para nosotros es motivo de gran orgullo ser parte de la 6° Semana del Arte Contemporáneo SACO, que nos empuja constantemente a romper las barreras de la inercia y pensar que podemos seguir construyendo más allá. Estamos convencidos que no todo está dicho y que debemos ser agentes activos del cambio. Y es en este contexto, es que hemos renovado  esta alianza por 3 años con el fin de continuar este deseo común por generar instancias culturales de calidad y con un alto sentido de la participación ciudadana”.

 

Esta muestra no fue al azar, ya que a fines del año pasado se hizo una convocatoria internacional para participar, siendo elegidos los artistas participantes por un jurado experto, donde postularon 287 curadores de diversos países de Latinoamérica, incluido Chile.

Una apertura que tuvo detrás un intenso trabajo anterior que motivó a los artistas no solo crear y presentar sus propuestas, sino también ejecutar una serie de conferencias e intervenciones en recintos educacionales de Antofagasta y Mejillones por varios días, esto para luego invitarlos a vivir un viaje de contextualización con el territorio al “Lugar más seco del mundo”, Quillagua, a 280 kilómetros de Antofagasta, justo después de esta inauguración.

Este año el concepto de AMOR. Decadencia y resistencia es interpretado por cada obra en lenguajes visuales contemporáneos, en una propuesta abierta para todo el público, pensada justamente para quienes no tienen acceso a este tipo de lenguajes de la visualidad contemporánea

 

Cada artista estuvo varios días interviniendo el Muelle, y el resultado, el conjunto de obras sin duda sorprenderá a quienes la visiten.

Partimos mencionando la creación de la chilena Paz Castañeda con su propuesta. Fragmentos para un discurso amoroso; es una intervención basada en el libro del mismo nombre del pensador francés Roland Barthes, donde se instalaron telas con señales náuticas y que son sumergidas en el mar, como una metáfora del proceso del amor, en permanente riesgo entre la disolución y el rescate.

Luego es el turno del El creador nacional Nicholas Jackson exhibe la propuesta Soportar los golpes, una idea de “amor/resistencia” dentro de una instalación de anaqueles metálicos donde se posan rocas del desierto de manera que su peso deforma los muebles, sin derribarlos y así representa la resistencia que implica sostener las relaciones afectivas, donde se encuentras dos individuos con sus propios universos, a veces muy dispares, como lo son la roca rústica y el mobiliario industrial.

Continuamos mostrando el arte de Lucía Warck-Meister, quien viajó desde Argentina para presentarnos Intersiticios del amor, una instalación de delgadas líneas de tela de rojo intenso, que se entrecortan, se adelgazan, se engrosan, esconden y apenas emergen por debajo de los tablones que componen el piso del final del muelle. La idea es representar las pasiones, pulsiones, sentimientos incontrolables que no pueden evitar su expresión.

Desde Perú llegó la artista Adriana Ciudad, quien presenta en SACO6  Las Amazonas. Amor o carne que consiste en la instalación de parlantes de grandes dimensiones que emiten sonidos del trópico natural mezclados con beats y textos misóginos de reggaetoneros populares. La intención es generar en el espectador una reacción visceral que lleve a reflexionar sobre las ironías que presenta el actual paisaje tropical.

Una de las propuestas más grandes en tamaño es la que creó el uruguayo Fernando Foglino,  denominada Infraestructuras para el amor, una alusión de una capilla contemporánea, capaz de albergar cualquier creencia. Un refugio, un faro, una glorieta, una pirámide, un espacio de contemplación y un reloj de sol, es a lo que alude su obra.

Una propuesta atrevida y actual es la que aterrizó la venezolana Ana Mosquera, con su creación Paisajes invisibles. Un uso de tecnologías de mapeo a través de la plataforma Grindr (aplicación geosocial destinada al público gay) en Antofagasta. La pieza consta de seis lonas con diagramas radiales para reconocer espacios invisibles dentro de un contexto urbano.

Mientras que otro venezolano que fue elegido para presentar su proyecto es Oscar Pavón, quien, producto de la situación política de su país tuvo que montar a distancia con el apoyo de un grupo de conciudadanos residentes en Antofagasta, la obra Melancolía: El pabellón del despecho. Una instalación que consta de cinco estructuras metálicas intervenidas con materiales reciclados, éstas sirven como cajas de resonancia  que emiten el sónido de entrevistas a personas que hablan de melancolía y desamor, proponiendo una canción popular para reflejar el sentimiento que los identifica.

SACO6 es un proyecto organizado por Colectivo Se Vende y presentado por Minera Escondida, operada por BHP, a través de la Ley de Donaciones Culturales. Mientras que todo el trabajo que se une a esta propuesta se gesta en el Instituto Superior Latinoamericano de Artes (ISLA),  incluido en el programa “Otras Instituciones Colaboradoras del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes”.

About The Author

Related posts