Los Jaivas alistan gira con el disco que alcanzaron la cima musical.

Con este disco, Obras de Violeta Parra, alcanzamos nuestra cúspide musical”, sentencia de entrada Mario Mutis, bajista histórico de Los Jaivas. Pero no solo eso, también fue el último trabajo donde el baterista Gabriel Parra participó en todo el álbum antes de su muerte en 1988. “Ese fue el momento cúlmine de afiatamiento del grupo. Aquí logramos nuestro mejor rendimiento”, dice Mutis. Bajo esos hitos, en el año de las celebraciones por el centenario de la cantautora, la banda prepara una gira nacional, donde presentará el material por primera vez en Chile.

La historia detrás del álbum empieza en 1980 cuando, durante su estadía en Paris, son invitados por la Radio France a homenajear a la autora de Gracias a la vida. Esa fue la única vez que el material se mostró en vivo. Ni siquiera cuando los viñamarinos transformaron esas composiciones en disco en 1984 lo hicieron.

En el álbum original, el conjunto desarmó y reconstruyó nueve canciones de la cantautora logrando complicados arreglos en un mestizaje perfecto entre rock progresivo y los sonidos latinoamericanistas de la banda. “Es la música de Violeta, pero totalmente ‘jaiviana’”, comenta la baterista Juanita Parra. Además, el quinteto incorporó más de 30 instrumentos nuevos, varios en canciones en que la folclorista estaba armada solo con voz y guitarra, pero no por ello menos complejos. “Cuando escuchamos El gavilán, de Violeta, nos impactó. Era algo inédito, totalmente experimental, donde utiliza contrapuntos y muchas disonancias”, dice uno de los fundadores de la banda, el pianista y tecladista Claudio Parra.

El conjunto lleva tres meses de ensayos para la gira donde trabajan exhaustivamente, por ejemplo, escuchando las cintas originales de la grabación, las que han servido para representar en escena el mismo sonido del álbum. La obra tuvo el viernes pasado el preestreno en el Casino Enjoy de Viña del Mar, donde mostraron siete canciones del disco, entre otras, Arauco tiene una pena, El guillatún y Run run se fue pa’l norte. El momento más emotivo fue con Qué pena siente el alma, donde Claudio Parra tomó el acordeón y Mario Mutis reemplazó la letra original, por unos versos de Violeta Parra que aparecen en el libro de la placa.

La gira Obras de Violeta Parra incluye 14 fechas, ya a la venta por las principales ticketeras del país. El tour nacional recorrerá, entre otras ciudades, Talca, Concepción, Calama, Valparaíso, Chillán; comienza el 20 de octubre en Chiloé, y termina el 9 de diciembre en Santiago. Aunque, por confirmar, se baraja la idea de cerrarla en enero de 2018 en las Semanas Musicales de Frutillar.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *