Llega a la Tierra una extraña señal de energía emitida hace 7.000 millones de años.

Un grupo de científicos de diversas universidades del mundo acaba de publicar en la revista “Astronomy & Astrophysics” el sorprendente descubrimiento de una señal de rayos gamma emitida hace más de 7.000 millones de años.

Valiéndose de los telescopios de última tecnología MAGIC y Fermi-LAT, los científicos lograron captar la fuente de radiación-gamma más lejana de la que haya registro. Los datos de la investigación determinaron que la señal se originó en el blazar QSO B0218+357.

Los blazar están asociados a los agujeros negros ubicados en el centro de galaxias, y son considerados uno de los fenómenos energéticos más intrigantes y poderosos del Universo. Su estudio es de gran importancias en el campo de la física extragaláctica.

La luz del QSO B0218+357 fue emitida más de 2.500 millones de años antes de que se formara el planeta Tierra. Registra niveles de fotones de entre 65 y 175 gigaelectronvoltios (GeV), por lo que califica como fuente de alta energía. Su análisis podría aportar datos fundamentales para la comprensión del Universo.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *