Región de Antofagasta lidera ranking de actividad emprendedora en el país

Emprendedores más jóvenes y con mejor nivel educacional -donde predominan los hombres, con un 58%-, son parte de las diez características de quienes desarrollan esta actividad en la Región de Antofagasta, la cual lidera el emprendimiento a nivel nacional junto con la Región Metropolitana.

Una completa radiografía al respecto presentaron expertos del Centro de Emprendimiento y de la Pyme (CEMP) de la Universidad Católica del Norte (UCN), resultados que están contenidos en el nuevo informe GEM de esta actividad en la región.

El Informe GEM fue presentado en la UCN por la directora del Centro de Emprendimiento y de la Pyme, Dra. Gianni Romaní Chocce, quien explicó que participaron en la encuesta 519 personas entre los 18 y 64 años, así como 39 expertos.

En su exposición explicó que el índice de la actividad emprendedora medido por el TEA (Total Entrepreneurial Activity) involucra tanto a los emprendedores nacientes como a los nuevos empresarios y se conoce también como índice de actividad emprendedora en etapas iniciales (emprendedores con hasta tres años y medio de actividad).

En 2015, la actividad emprendedora en etapas iniciales supera el 20% en las nueve regiones que participaron en el estudio. Antofagasta y la Región Metropolitana son las que lideran la actividad en etapas iniciales a nivel nacional, con un 26,2% respectivamente, mientras que la Región de Coquimbo tiene la menor tasa con un 22,6% y el conjunto del país un 25,9%.

La primera característica del análisis está  determinada por sexo, luego por edad en que el promedio de los emprendedores en etapas iniciales tiene 37 años y los establecidos, 51 años. En escolaridad, 30,3% tiene educación universitaria y un 5,8% cuenta con postgrado, mientras que en cuanto al área económica, 58% se encuentra en etapas iniciales y orienta su negocio al sector del consumidor final.

En quinta ubicación del análisis está considerada la situación laboral, en la cual los investigadores de la UCN determinaron que el 33% trabaja por cuenta propia o se autoemplea y un 51% trabaja a tiempo completo o parcial en su negocio. Respecto al nivel de ingresos, un 31% posee ingresos familiares superiores a $1.200.000.

La motivación también es un punto importante en el estudio. En este sentido, 83% emprende por oportunidad y el 17% lo hace porque no tiene otra alternativa para sobrevivir. Además, el 44% de los que emprenden por oportunidad lo hacen por el deseo de ser independientes.

 

About The Author

Related posts