CONSUMO SEGURO DE MARISCOS Y PESCADOS

Durante el verano aumenta el riesgo de enfermar por el consumo de mariscos crudos. El llamado es a comprarlos en lugares autorizados, mantener la cadena de frío bajo los 5 grados y consumir los mariscos cocidos por más de 5 minutos, entre otras recomendaciones.

El Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, llamó a la población a prevenir y a seguir las indicaciones que se detallan en la campaña, evitando las intoxicaciones durante el verano. “En esta época aumenta la temperatura de la superficie del mar y eso provoca la proliferación de bacterias y un incremento en el riesgo de contaminación”, explicó la autoridad. Por eso, “iniciamos antes del año nuevo una campaña, que dura todos estos meses de vacaciones, para que las personas consuman mariscos y pescados provenientes de lugares autorizados, mantengan la cadena de frío bajo los 5 grados y los consuman cocidos por más de 5 minutos. Estas medidas evitan intoxicaciones por consumo de alimentos del mar”.

La campaña del Ministerio de Salud se difundirá a través de radios, prensa y vía pública. Las principales medidas de prevención son las siguientes:

 

  • Hervir los mariscos por al menos 5 minutos, no basta con lavarlos.
  • Lavarse las manos antes y después de manipular alimentos y después de ir al baño.
  • Lavar las superficies y utensilios de cocina que han estado en contacto con alimentos de riesgo antes de usarlos nuevamente.
  • Evitar la contaminación cruzada, manteniendo separados los alimentos crudos de los cocidos.
  • Comprar y consumir los mariscos en lugares autorizados.
  • Recordar que el jugo de limón no cuece los alimentos.
  • Mantener los mariscos refrigerados a menos de 5º C y separados de otros alimentos.

El SEREMI de Salud Metropolitano explicó las características que diferencian a los pescados y mariscos frescos. “Los pescados deben tener los ojos sobresalientes, brillosos y transparentes. Las agallas deben ser de color rojo vivo, brillante. Las escamas y la membrana o tela de la cavidad abdominal deben estar bien adheridas, olor característico y la carne debe ser dura, firme y elástica al tacto”, detalló. Todo ello, subrayó, “indica que es un producto fresco. Los mariscos siempre deben estar vivos, olor a fresco y al ser tocados deben reaccionar cerrando sus valvas en el caso de los bivalvos o escondiéndose en el caso de locos y caracoles. Para los pulpos, calamares y jibias, deben tener sus tentáculos bien adheridos al manto, la carne debe ser blanca, firme y  nacarada, con olor neutro, piel lisa, sana e intacta. Los erizos estos deben estar vivos, con sus púas móviles y al tomarlos, no deben ser livianos”.

About The Author

Related posts